Tu comparador de hipotecas segunda vivienda

Encuentra las mejores ofertas de hipotecas para segunda vivienda del mercado.

Comparativa con las mejores ofertas en hipoteca segunda vivienda

EVO - Hipoteca inteligente para Segunda Vivienda

  • Importe máximo a financiar del 60%.
  • Sin comisiones: ni de apertura, ni de estudio.
  • 1 año gratis de seguro de vida y 2 años en protección de pagos.
*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.
Con la hipoteca inteligente de EVO para segundas viviendas tienes las siguientes ventajas:
  • El importe máximo a financiar es del 60%, sobre el menor de los valores entre el precio de compraventa.
  • La revisión del tipo de interés se realizará cada 12 meses, y si cumples, te reducen el tipo de interés.
  • Sin gastos de hipoteca: impuesto AJD, notaría y gestoría.

Openbank - Hipoteca Open para Segunda Vivienda

  • Hipoteca a tipo fijo, mixto o variable.
  • Posibilidad de tener hasta 2 titulares.
  • Importe máximo del 70% del valor.
*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.
Con la hipoteca Open para Segunda Vivienda tienes los siguientes beneficios:
  • Pensada y destinada para la adquisición de segunda vivienda por parte de particulares.
  • Financiación máxima del 70% del valor del menor de dichos importes en segunda residencia.
  • Sin comisiones: ni de apertura, ni de amortización o por subrogación.

El disfrute de una segunda vivienda El 20% de los españoles tiene una segunda vivienda. Se trata de un inmueble del que disfrutar como casa de vacaciones o incluso para invertir tus ahorros. Con una hipoteca segunda vivienda podrás disfrutar  de tu casa y pagarla cómodamente.
Plazo de amortización breve Una segunda hipoteca no es tan larga como la primera. Los plazos de amortización son más cortos y el capital que se presta más limitado, así que no es una deuda mayor. Deberías poder pagarla holgadamente y sin sobresaltos.
Condiciones especiales Si usas tu primera vivienda como aval, podrías tener unas condiciones especiales y casi hechas a tu medida para adquirir tu segunda casa. Es una garantía adicional con la que poder financiar tu nueva casa.
 
La hipoteca para una segunda vivienda es un tipo de préstamo que se le pide al banco para comprar una vivienda que no es la habitual. Es decir, una persona que ya tenga una vivienda habitual o primera vivienda, pide una hipoteca para comprar una segunda casa. Normalmente esta casa es para pasar fines de semana, vacaciones o para realizar inversiones. Las hipotecas de segunda vivienda (o segundas hipotecas) tienen algunas condiciones distintas a las hipotecas para primera vivienda. Aunque el funcionamiento suele ser el mismo, los bancos te pedirán unas condiciones y requisitos ligeramente diferentes. En general, los requisitos son más exigentes y se ofrece menos capital y menos plazo de amortización. 

Preguntas frecuentes sobre hipotecas para segunda vivienda

Las hipotecas de segunda vivienda funcionan igual que las hipotecas más habituales. La única diferencia es que los requisitos a la hora de solicitarlas son mayores, porque se suele considerar que el riesgo también es mayor. Lo habitual al comprar una segunda vivienda es que la edad del hipotecado sea más elevada. Se trata de un perfil de persona que ya ha logrado liquidar una hipoteca y ahora necesita otra. Por eso los plazos de amortización son más cortos. Al acortarse tanto el plazo de amortización, también es lógico que el capital que ofrecen los bancos sea menor. Lo habitual es que concedan entre un 50% y un 70% del valor de la vivienda. 
Para adquirir una segunda vivienda tendrás que tener unos buenos ahorros. La mayoría de entidades bancarias ofrecen en la actualidad en torno al 50% del valor de la vivienda. Es decir, tendrías que tener la mitad del dinero y el banco te prestaría la otra mitad. Es posible que encuentres bancos que ofrezan el 60% o el 70% de financiación. También tus condiciones financieras pueden modificar este dato, pero éste es el procedimiento en líneas generales. 
Es muy poco habitual que una persona joven acceda a una segunda vivienda. La media de edad de las personas que solicitan una hipoteca segunda vivienda es de 40 años, por lo que los plazos de amortización son más breves. Lo habitual es que se sitúen entre los 20 y los 25 años.