Tu comparador de Tarjetas Virtuales

Encuentra las mejores ofertas en tarjetas virtuales o Prepago EVO, Revolut, Bnext.

beemy tarjeta de credito

Por qué contratar una tarjeta virtual

calcular tarjeta credito

Contratación fácil y rápida

Si ya tienes una cuenta bancaria, agregar una tarjeta virtual es un proceso fácil y sencillo. Sólo tienes que seguir el procedimiento de tu banco y realizar cada paso en línea, sin tener que desplazarte.

ofertas tarjetas

Pagos seguros y cómodos

Los pagos con una tarjeta virtual son tan seguros como cualquier otro. Además, puedes establecer un límite y una fecha de caducidad, por lo que los pagos son más cómodos y controlados.

contrata tarjeta

Practicidad online

Todas las gestiones que quieras hacer con tu tarjeta virtual las puedes hacer online. Así te ahorrarás el tener que hacer cambios o modificacionesen la oficina del banco.

Compara y elige entre nuestras ofertas de tarjetas virtuales

Bnext – Tu Cuenta sin Banco

  • Tarjeta totalmente gratis y sin comisiones.
  • Cuenta online de dinero electrónico y tarjeta todo en uno.
  • Todos los beneficios de la banca digital sin ser un banco.

*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.

Con la cuenta con tarjeta gratis Bnext tienes las siguientes ventajas:

  • Conecta cuentas de otros bancos sin necesidad de descargarte sus apps, para unificarlas todas.
  • Tasa de cambio oficial de la tarjeta VISA ahorrando más del 3-5% con respecto a otras tarjetas.
  • 10% de descuento en Netflix, Spotify, Glovo, Uber, PlayStation Network…


BBVA – Tarjeta Aqua Crédito

  • CVV dinámica para proteger tus compras online
  • Paga tus compras a plazos o el mes siguiente
  • Realiza todas tus operaciones con la app de BBVA

*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.

Con la tarjeta BBVA Aqua Crédito contarás con una tarjeta que te permitirá ahorrar en tus compras sin comisiones y que te permitirá realizar todas tus operaciones online a través de la app de BBVA. Se trata de una tarjeta que no cuenta con lo números impresos en su formato físico de plástico, por lo que tus datos siempre estarán a salvo. Se trata de una tarjeta muy enfocada en la privacidad y la seguridad de tu cuenta, para tener protección absoluta.


RevolutBeyond Banking

  • Viaja sin comisiones ocultas en más de 150 divisas.
  • Mantente al tanto de tus gastos con presupuestos mensuales.
  • Envía y solicita dinero al instante en todo el mundo.

*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.

Con la tarjeta virtual Revolut tienes las siguientes ventajas:

  • Ahorra cuando gastas, redondeando cada pago y guardando el dinero de tus vueltas.
  • Solo tendrás una pequeña comisión del 0,5% en más de 150 divisas, sin fronteras financieras.
  • Podrás enviar y pedir dinero a tus amigos en Europa, Estados Unidos y Australia.


EVO Banco – Tarjeta de crédito de la Cuenta Inteligente

  • Todas las ventajas de la Cuenta Inteligente.
  • Sin comisión de apertura ni de mantenimiento.
  • Más de 16.000 cajeros donde retirar efectivo sin cargos.

*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.

Con la tarjeta de crédito de EVO Banco dispondrás de todas las ventajas que ofrece esta entidad bancaria de los clientes que tienen contratada la cuenta inteligente. Para la obtención de esta tarjeta, será necesario abrir una cuenta inteligente EVO, un trámite que se puede solucionar en tres minutos. Podrás elegir la forma de pago, bien a débito o crédito, y después elegir como pagar cada compra.

Contratar una tarjeta virtual: todo lo que deberías saber

Una tarjeta virtual es una buena solución para hacer compras prescindiendo del dinero en efectivo. Si eres de los que compran mucho por internet, tener una tarjeta virtual puede tener muchas ventajas para ti. Este tipo de forma de pago se caracteriza por no tener un soporte físico como las tarjetas de crédito o de débito tradicionales.

Para contratar una tarjeta virtual, te recomendamos que te informes bien sobre las condiciones de cada oferta. Cada banco tiene sus propios productos financieros y sus propios precios y condiciones. Usando un comparador de tarjetas como el de nuestra página, podrás ver fácilmente cuáles son las ventajas y desventajas de cada producto. En un solo vistazo verás los puntos clave de cada tarjeta virtual y podrás decidir rápidamente cuál es la ideal para ti.

¿Qué es una tarjeta virtual?

Una tarjeta virtual, como su propio nombre indica, consiste en un método de pago online en el que no disponemos de una tarjeta física o de plástico tradicional. Sus características principales en nuestro país serían estas: que solo pueden usarse en un entorno online o digital, y que se trata de tarjetas recargables o de prepago, ya que será necesario haber introducido dinero de forma previa en ellas.

En algunos países en cambio sí están ya disponibles las tarjetas virtuales de débito y crédito, mediante las cuales se utiliza el saldo disponible en nuestra cuenta bancaria, al igual que con una tarjeta física normal. Pero lo normal en España es, como te decimos, que este tipo de tarjetas virtuales funcionen de forma independiente, sin ningún tipo de vinculación a una cuenta bancaria, y simplemente recargándolas previamente.

¿Cómo solicitar una tarjeta virtual?

El uso de tarjetas virtuales va en aumento, algo que no es de extrañar puesto que también han aumentado considerablemente las compras online entre los usuarios. Por eso cada vez son más las entidades que ofrecen tarjetas de este tipo entre su oferta a sus clientes, ya que no es necesario disponer de una tarjeta física para este tipo de pagos online.

Para solicitar una tarjeta de pago virtual, puedes comparar entre las opciones que aquí mismo te mostramos, entre las distintas compañías y sus condiciones. Así podrás ver cuáles son las comisiones por usarla, en caso de que las haya, además de otros posibles gastos por su contratación o mantenimiento.

Una vez nos hayamos decidido y ya tengamos activa nuestra tarjeta virtual, su funcionamiento es bastante sencillo. Solo necesitaremos tener en cuenta una serie de datos para realizar nuestras transacciones: nombre, número de tarjeta, fecha de caducidad, o código de seguridad.

Hasta aquí, no hay mucha diferencia que con las tarjetas físicas. No obstante, este tipo de tarjetas virtuales cuentan con una serie de ventajas sobre las físicas, tal y como te explicamos a continuación.

Ventajas de las tarjetas virtuales

Al tratarse de tarjetas principalmente recargables, en caso de robo o fraude si alguien accediera a nuestros datos, no tendremos que preocuparnos por el dinero de nuestra cuenta bancaria: solo estará en peligro la cantidad que hayamos introducido previamente en esta tarjeta. Pero además, antes de que esto suceda será muy sencillo desactivar o anular esta tarjeta de forma online.

Por otra parte, debido a su formato virtual, las transacciones que realices con ellas, tanto si se trata de pagos como de recargas o anulaciones, tienen un carácter inmediato ya que no es necesario acudir a intermediarios.

Finalmente, la tarjeta virtual nos permite realizar pagos de forma muy segura, usando las características de seguridad de cualquier otra tarjeta de crédito o débito, pero sin riesgo a que haya una pérdida física de la misma, además de permitirnos introducir el importe justo que necesitamos en cada momento para una determinada compra, evitando así errores e incidentes.

Déjanos tu valoración:

Preguntas frecuentes sobre tarjetas virtuales

Una tarjeta virtual es una forma de pago similar a las tarjetas de débito, pero que no tiene formato físico. La contratación se realiza online y los pagos se realizan extrayendo el dinero de una cuenta de ahorro y los datos son los mismos que los de las tarjetas habituales: tienes un número de tarjeta, fecha de caducidad y código de seguridad.

Una gran ventaja de una tarjeta virtual es que no tiene formato físico, por lo que es ideal si realizas muchas compras por internet. No tendrás que preocuparte de dónde la tienes, de perderla o de estar acudiendo a ella cada vez que tienes que realizar un pago. Los pagos se realizan con la misma seguridad que con cualquier otra tarjeta.

Además, las tarjetas virtuales tienen algunas particularidades. Por ejemplo, tú mismo puedes fijar un límite de dinero a gastar, por lo que tus pagos serán más controlados que con una tarjeta habitual.

En primer lugar deberás asegurarte de que tu banco tiene este servicio. Si es así, deberías contratar tu tarjeta virtual con tu propio banco, ya que las tarjetas virtuales están asociadas a otra tarjeta física y a tu cuenta bancaria.

Contratar una tarjeta virtual es muy sencillo, ya que al realizarse online es un proceso rápido y fácil.

El proceso a seguir en la mayoría de los bancos es similar. Sólo tienes que acceder con tus credenciales a tu espacio de banca online. Allí podrás dar de alta una nueva tarjeta virtual, seleccionar el límite que quieres gastar y asignarle una fecha de caducidad.

Si quieres contratar una tarjeta virtual con otro banco, tendrás que abrir una cuenta bancaria y asociar una tarjeta virtual a la misma.

No, una tarjeta virtual sirve para realizar pagos, perto no para recibirlos. Si has comprado algo online con tu tarjeta virtual y tienes que devolverlo, el dinero se ingresará en la cuenta bancaria asociada a tu tarjeta virtual.