Tu comparador de hipotecas

Encuentra las mejores ofertas de hipotecas del mercado.

beemy hipoteca

Compara y ahorra con las mejores ofertas en hipotecas

Aprovéchate de nuestra selección de las últimas promociones de las mejores entidades financieras

Contrata tu hipoteca en tres sencillos pasos

calcular hipoteca  

Calcula tu hipoteca

  Te ofrecemos una calculadora en la que puedes configurar tus preferencias tanto de cantidad de dinero, el plazo para devolverlo y el tipo de interés. De este modo, tendrás una idea aproximada de tu hipoteca ideal.
comparar hipoteca  

Compara ofertas

  En esta página podrás explorar y comparar las opciones que más te convenzan, contrastando las características clave de cada hipoteca. Echa un vistazo y compara.
contratar hipoteca  

Contrata desde la web

  Si ya tienes claro qué producto quieres, podrás visitar la página oficial de la entidad titular de la hipoteca que te interese, de modo que puedas contratarla directamente con ellos.

Comparativa con los mejores precios y la mejor selección de ofertas de hipotecas del mercado

 

(Precios estimados para una hipoteca a 30 años de un inmueble de 200.000€)

 

Hipotecas.com - Hipoteca sin vinculaciones

  • Sin necesidad de cambiar de banco.
  • Sin comisión de apertura.
  • Sin seguro de vida ni de hogar obligatorios.
*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.
Con la hipoteca sin vinculaciones de Hipotecas.com tienes estas opciones:
  • Toda la información que necesitas para hipoteca de tipo fijo, variable o mixto.
  • Adaptación total a tus necesidades y a tu ritmo de financiación.
  • Toda la información de tu hipoteca siempre a tu alcance, clara y transparente.
DESDE
525
,00
€/mes

ING - Hipoteca naranja

  • Tipo fijo o variable según Euribor
  • TIN distinto en función del tipo de hipoteca
  • No hay comisiones
*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.
Con la hipoteca naranja de ING tienes los siguientes beneficios:
  • Tramitación online hasta la firma
  • Gestor personal
  • Sin gastos extra
DESDE
630
,00
€/mes

ABANCA - Hipoteca Mari Carmen Variable

  • Posibilidad de aplazar el pago hasta 24 mensualidades
  • Máximo de 30 años de plazo para abonar el pago.
  • Euríbor +0,99% desde el segundo año.
*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.
La Hipoteca Mari Carmen variable de ABANCA tiene estas características. Sin comisión de apertura y un 0,95% de diferencial:
  • Posibilidad de solicitar hasta el 80% del valor de la tasación de la vivienda.
  • Interés mínimo desde 1,45% el primer año.
  • A partir del segundo año, desde Euríbor +0,99% con bonificaciones.
DESDE
503
,00
€/mes

EVO - Hipoteca inteligente

  • Si el Euríbor sube, tu diferencial baja.
  • Sin comisiones: ni de apertura, ni de estudio.
  • 1 año gratis de seguro de vida y 2 años en protección de pagos.
*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.
Con la hipoteca inteligente de EVO tienes las siguientes ventajas:
  • Dependiendo de la subida porcentual del Euríbor, tu diferencial bajará una cantidad determinada.
  • La revisión del tipo de interés se realizará cada 12 meses, y si cumples, te reducen el tipo de interés.
  • Sin gastos de hipoteca: impuesto AJD, notaría y gestoría.
DESDE
520
,00
€/mes

Liberbank - Hipoteca AHORA

  • Tipo de interés Euríbor 12 meses +0,89% tras 18 meses.
  • Sin comisiones de apertura ni estudio.
  • Sin compensación por desistimiento por amortización parcial.
*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.
Con la hipoteca AHORA de Liberbank tienes los siguientes beneficios:
  • Pensada y destinada para la adquisición de vivienda por parte de particulares.
  • Con un importe de hasta el 80% del valor de tasación.
  • Plazo hasta 30 años, para tener margen suficiente para su devolución.
DESDE
582
,00
€/mes

EVO - Hipoteca inteligente Sin Comisiones

  • Sin comisión de apertura ni de estudio.
  • Sin comisión por modificación contractual.
  • Sin compensación por desistimiento.
*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.
Con la hipoteca inteligente de EVO Sin Comisiones tienes las siguientes ventajas:
  • En EVO Banco podrás decir adiós a las comisiones de todo tipo, ni compensación por desistimiento.
  • Con esta hipoteca tendrás un año de seguro de vida y dos años de seguro de protección de pagos.
  • Opción de carencia de capital: durante dos años solo pagarás los intereses en casos excepcionales.
DESDE
536
,00
€/mes

Openbank - Hipoteca Open Sin Comisiones

  • 0€ de comisión de apertura o subrogación.
  • 0€ amortización parcial o total.
  • 0€ modificación de condiciones.
*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.
Con la hipoteca Open Sin Comisiones tienes los siguientes beneficios:
  • Pensada y destinada para la adquisición de viviendas por parte de particulares.
  • Financiación máxima del 80% del valor del menor de dichos importes.
  • Sin comisiones: ni de apertura, ni de amortización o por subrogación.
DESDE
571
,59
€/mes

Bankinter - Hipoteca 100% Financiación

  • Exclusivo para la compra de los inmuebles de la entidad.
  • Importe sujeto a los criterios de riesgo de la compañía.
  • Catálogo de viviendas en toda la península Ibérica.
*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.
La hipoteca Bankinter 100% de financiación tiene estas características:
  • Tres modalidades distintas: variable, mixto y fijo.
  • Hipotecas en las mejores condiciones con tipo de interés bajo.
  • Reconocimiento de la dación en pago en las propias escrituras.
DESDE
559
,00
€/mes

Ibercredit - Hipoteca iberCREDIT CIEN

  • Ideal para obtener financiación  completa.
  • Sin comisión de apertura.
  • Plazo de amortización hasta 35 años.
*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.
Con la Hipoteca 100% de iberCREDIT tienes las siguientes particularidades:
  • Préstamo hipotecario destinado a quienes necesiten financiar más del 80% de valor de compra.
  • Necesidad de vincular la nómina domiciliada, seguro de hogar o de vida.
  • Tipo de interés desde eur +0.85%.
DESDE
674
,00
€/mes

calcular hipoteca   Adquiere tu vivienda fácilmente Si quieres comprar una vivienda pero te falta parte del dinero, tener una hipoteca te permite pagar tu piso en cómodos plazos y con unos intereses relativamente bajos. De hecho, los intereses de las hipotecas son más bajos que los de los préstamos.
calcular hipoteca   Una inversión de cara al futuro Son muchos los que consideran la adquisición de una vivienda como un factor de seguridad. Comprando una casa te asegurarás tener un techo siempre, sin depender de alquileres variables.
calcular hipoteca   Pequeños pagos, poco a poco Los precios de las viviendas son muy elevados como para juntar esos ahorros y pagarlo sin una hipoteca. Incluso aunque los tuvieras, puede ser favorable pagar la vivienda poco a poco, en mensualidades, y dejar tus ahorros para imprevistos o inversiones.
 
Aunque tener una hipoteca es algo muy recomendable en muchos casos, hay que tener en cuenta que no es más que una forma de endeudamiento. Antes de afrontar esta deuda, es importante que analices atentamente el estado de tu economía y tu situación personal. Sigue estos consejos básicos y podrás pagar la hipoteca de tu vivienda sin imprevistos ni sobresaltos.

Formar una base de ahorros

Aunque pedir una hipoteca para tu vivienda tiene muchas ventajas, debes tener en cuenta una serie de consejos antes de lanzarte. Antes de hipotecarse, es importante que hayas formado una base de ahorros importante. Estos ahorros te permitirán dar una buena entrada para tu piso. Además deberías dejar otro poco para los imprevistos que te puedan ir surgiendo. Recuerda que, cuanto más alta sea tu entrada, mejores serán las condiciones de tu hipoteca y podrás afrontar el futuro con más tranquilidad.

Tener un trabajo e ingresos estables

Pagar una hipoteca implica pagar una serie de cuotas mensuales durante un largo periodo de tiempo. Lo normal es que las hipotecas duren de 15 a 40 años, así que debes pensar en tu estabilidad de cara al futuro. Tener un trabajo estable con buenos ingresos es casi indispensable para pedir una hipoteca. Pero no desesperes, también existen hipotecas especiales para trabajadores con ingresos irregulares o incluso para autonómos. Lo importante es que la cuota de tu hipoteca no sea mayor de un tercio de tus ingresos y que puedas probar tu estabilidad económica.

Liquidar tus deudas

Si tienes otros préstamos, hipotecas o deudas abiertas, te aconsejamos que los liquides antes de pedir tu hipoteca. Los bancos o entidades financieras te prestarán el dinero con mayores facilidades si la hipoteca es tu único préstamo abierto. Además también será bueno para tu economía y no tendrás que pensar en todas las cuotas que tienes pagar.

Preguntas frecuentes sobre hipotecas

Una hipoteca es un préstamo de dinero que un banco o entidad financiera concede a alguien para que éste compre una vivienda. El prestatario debe devolver este dinero a su entidad financiera con unos intereses que se lleva el banco a modo de comisión. Las hipotecas se diferencian de los préstamos en que su finalidad es sólo la de comprar una vivienda. Además el capital que se presta es más alto que en el caso de los préstamos: el mínimo de capital que se pide suele estar en torno a los 30.000 euros.  Para escoger bien tu hipoteca debes tener en cuenta 3 factores clave: el capital, que es el dinero que vas a pedir; el interés, que es el dinero que le vas a pagar al banco; y el plazo de amortización, que es el tiempo durante el que vas a pagar tu hipoteca. 
El importe que le vas a pedir al banco es el capital. Normalmente, lo que le debes pedir al banco de capital es el 80% del precio de la vivienda, aunque algunas entidades bancarias pueden llegar a ofrecer un 100% de financiación. Esto depende de factores como los ahorros que ya tengas, tu tipo de ingresos o incluso de si la vivienda es de un banco o de un particular. En cualquier caso, es recomendable pedir el 80% (o menos, si puedes), ya que cuantos más ahorros tengas, mejores condiciones tendrá tu hipoteca.  Este 80% está así establecido para que el 20% restante se abone en concepto de entrada. Este 20% pagaría los gastos adicionales del piso: el IVA (si la vivienda es nueva) o Impuesto de Transmisiones (si la vivienda es de segunda mano), los gastos de notaría y gestoría, tasaciones, etc. El mínimo que puedes pedir suele estar en unos 30.000 euros, aunque esto depende de cada entidad bancaria. En cuanto al máximo, se recomienda que la cuota mensual no exceda un tercio de los ingresos de los pagadores.
El plazo en el que se devuelve la hipoteca se denomina plazo de amortización, aunque también se puede llamar reembolso o simplemente devolución. Este plazo determina los años en los que se va a terminar de pagar la hipoteca. Este plazo puede variar en función de la hipoteca que escojas (fija, variable o mixta). Si es fija, el máximo de años en que se puede devolver suele ser de 20. Si es variable, el máximo suele estar en 30. El plazo de amortización puede modificarse en función de las necesidades del comprador de la vivienda. Si puedes pagar una cuota alta, es normal que quieras reducir el plazo de devolución. Aunque escojas un determinado plazo de amortización, puedes pagar algunas cuotas extra al banco si has ahorrado más dinero del que esperabas. Esto reducirá los años de tu plazo de amortización. Pero cuidado, algunas hipotecas cobran una comisión por estas amortizaciones adicionales. Si preves que vayas a amortizar tu dinero de esta forma, es mejor que no te cobren por esto. La edad también influye en este factor. Los bancos suelen poner el límite en la edad que tendrá el prestatario al terminar de pagar la vivienda. El límite de edad en este caso suele ponerse en los 75 años. 
El interés es lo que le vamos a pagar al banco a cambio de que nos deje el dinero para comprar la vivienda. Éste suele ser el factor que determina si una hipoteca es barata o cara y, cuanto más bajo sea, más beneficiosa será para el prestatario. El interés también determina el tipo de hipoteca, que puede ser fija, variable o mixta. Si la hipoteca es fija, el interés es siempre el mismo. Si la hipoteca es variable o mixta, el interés varía según el estado de la economía y del nivel de los índices de referencia. En las hipotecas variables, los bancos se sirven de referentes de la economía para variar su precio. El referente que se usa más a menudo es el euríbor. Así, si tu hipoteca es variable, los intereses que pagarás serán el tipo de interés que acuerdes en tu contrato más el euríbor. En la actualidad, es posible que encuentres intereses de entorno al 3-4% en hipotecas fijas y alrededor del 1,50 - 0,80% + euríbor en las variables
Hay varias formas de amortización, pero los más comunes en España son dos: la amortización francesa y la amortización alemana.  El sistema de amortización francés es el más utilizado en España y consiste en pagar más intereses que capital en el principio de la hipoteca. A medida que pasan los años, empezarás a pagar más capital de tu vivienda y menos intereses al banco.  El otro sistema es el sistema de amortización alemán. En este caso pagarías unas cuotas más elevadas al principio de tu hipoteca e irían descendiendo con el tiempo, ya que empezarías a pagar menos intereses cara al final.  Por otro lado también está la amortización anticipada. Imagina que te suben el sueldo o que en un año determinado consigues ahorrar 3.000 euros extras. Puedes realizar una amortización anticipada y rebajar la deuda de tu hipoteca en esos 3.000 euros. Si piensas hacer esta clase de amortizaciones anticipadas con frecuencia, es importante que te asegures de que tu banco no te cobra comisión por las amortizaciones anticipadas.
Comprar una casa implica más gastos además del precio de la vivienda, que ya de por sí es elevado. A su precio le tendrás que sumar los impuestos, tasación, registro de la propiedad, etc. Si pides una hipoteca, también tendrás gastos de notaría, entre otros. Si la vivienda es nueva tendrás que pagar el impuesto de valor añadido, que varía según el tipo de vivienda.  Si la vivienda es protección oficial, se paga un 4% de IVA. Si la vivienda es de protección pública, se paga un 10% de IVA (éste es el caso más frecuente). El 21% de IVA se paga sólo en locales comerciales o garajes. Si la vivienda es de segunda mano, no se paga IVA, sino un impuesto llamado Impuesto de Transmisiones Onerosas. Este impuesto varía según su Comunidad Autónoma, pero suele ir del 4% al 10%. Por ejemplo, si tienes menos de 35 años y vas a usar la casa como vivienda habitual y en Galicia, pagarías solo un 4% de este impuesto. Estas condiciones varían según la regulación de cada región. - Comisión de apertura: entre el 0,1% - 1,5% de - Gastos de tasación: entre 150 - 400 euros. - Gastos de gestoría: unos 300 - 600 euros. - Gastos de notaría: entre 600 - 1.000 euros. - Registro de la propiedad:

a) Si el valor de la finca o derecho no excede de 6.010,12 euros, 24,040484 euros.

b) Por el exceso comprendido entre 6.010,13 y 30.050,61 euros, 1,75 por 1.000.

c) Por el exceso comprendido entre 30.050,62 y 60.101,21 euros, 1,25 por 1.000.

d) Por el exceso comprendido entre 60.101,22 y 150.253,03 euros, 0,75 por 1.000.

e) Por el exceso comprendido entre 150.253,04 y 601.012,10 euros, 0,30 por 1.000.

f) Por el valor que exceda de 601.012,10 euros 0,20 por 1.000.