Tu comparador de préstamos sin intereses

Encuentra las mejores ofertas en préstamos sin comisiones.

beemy prestamo personal

Los mejores préstamos sin intereses ni comisiones

Aunque tenemos más que asumido que, a la hora de solicitar un préstamo personal, estaremos pagando por este producto en los intereses y comisiones vinculados, existen opciones de préstamos con un 0% de intereses que pueden resultarnos prácticamente gratuitos.

En nuestro comparador encontrarás algunas de las mejores opciones en cuando a préstamos personales sin intereses ni comisiones, para que elijas fácilmente el que más te conviene según tus necesidades actuales. Contrata el que prefieras de forma muy sencilla y segura, con solo pulsar un click en nuestra página.

Casheddy – Préstamos hasta 1500€

  • No necesitas historial crediticio
  • El dinero que necesites hasta los 1500€
  • Sin intereses

Cualquier solicitud que hagas con casheddy no tendrá intereses durante el primer préstamo. Solo tienes que elegir la cantidad que más te convenga, completar una solicitud en 2 minutos y en 24 horas tendrás una respuesta. ¡El trámite es casi inmediato!

HASTA
1500

Solicita24 – Préstamos en 15 minutos

  • Hasta 5.000 euros en tan sólo 15 minutos.
  • TAE mínima de 6,95% y máxima de 2.899,03%
  • Consigue diferentes ofertas para tu préstamo.

Los préstamos personales de Solicita24 te permite acceder a préstamos de hasta 5.000 euros en menos de un cuarto de hora. Podrás conseguir distintas ofertas donde ahorrarás tempo y dinero, sin verte obligado a realizar dificultosos o complicados trámites burocráticos. Con Solicita24 podrás obtener préstamos de distintas compañías para superar situaciones de escasa liquidez. Consigue un préstamo personal sin papeleos.

DESDE
1000

HolaDinero – Préstamos personales hasta 1000€

  • Hasta 30 días para devolución
  • Sin intereses
  • Préstamo instantáneo

En HolaDinero podrás solicitar un máximo de 1000€ con hasta 30 días para su devolución. Un préstamo personal a tu medida y con la mayor inmediatez a la hora de ingresarte tu dinero. Lo mejor de todo es que no necesitas un gran papeleo para poder acceder al préstamo.

DESDE
50

PrestamosOnlineya – Préstamos con un máximo de 750€

  • Solicitud procesada en menos de 10 minutos
  • Del 0 al 36% TAE
  • Hasta 90 días para devolver tu dinero

PrestamosOnlineya te permite las mayores comodidades. Con un proceso online realmente completo, tendrás el dinero en tu cuenta con una inmediatez asombrosa. Aunque su TAE es variable, siempre dependerá del dinero solicitado.

DESDE
50

Creditoestrella – Préstamos entre 100 y 1000€

  • No hay intereses
  • Devolución del dinero en 90 días
  • En pocos minutos tendrás ofertas disponibles

Creditoestrella es perfecta si no sabes muy lo que debes elegir. En muy poco tiempo te darán todas las facilidades para que puedas elegir la oferta que más te convenga. Con muy pocos documentos, podrás disponer de tu dinero. Además, si es la primera vez que lo solicitas, será sin intereses.

DESDE
100

Wannacash – Préstamos rápidos sin comisiones

  • Sin comisiones, ni cobro de gastos.
  • Crédito 100% online 24 horas al día.
  • Tu crédito tramitado en 3 minutos

Si estás buscando un crédito al 0% de interés, con Wannacash tendrás acceso a una línea de financiación rápida para lo que necesites. Consulta un sistema avanzado, inteligente y completamente seguro. Un proceso 100% online, sin necesidad de papeleo y para solicitarlo en cualquier hora del día. Aunque estés en ASNEF, tendrás la posibilidad de solicitarlo, ya que la entidad se encargará de evaluar tu caso y adaptarlo a tu caso con todas las garantías para ambas partes.

DESDE
300
,00

Credimon – Préstamos con un máximo de 1000€

  • Tramitación totalmente online
  • Sin intereses
  • En pocos minutos tendrás aprobada la solicitud

En Credimon tendrás disponibles hasta 1000€ para solicitar en tu préstamo personal. De forma completamente online, solo tendrás que elegir la cantidad que quieres, el plazo de devolución y podrán aprobarte la solicitud en menos de lo que piensas.

DESDE
100

Andacredito – Entre 100 y 1500€ de préstamo personal

  • Solicita la cantidad que quieras en función de tus necesidades
  • Plazo máximo de 90 días para la devolución del dinero
  • TAE variable en función de los solicitado

Andacredito tiene una de las tasas de aceptación más altas del mercado, con casi un 95% de solicitudes aprobadas en procesos que duran pocos minutos. En función del dinero solicitado, el TAE variará entre 0 y 36%, con la posibilidad de cambiar entre varios plazos para la devolución del dinero.

DESDE
100

¿Qué son los préstamos sin intereses?

Los préstamos sin intereses son un producto creado por las entidades crediticias para captar clientes que necesitan una pequeña cantidad de dinero de forma casi inmediata o en un plazo corto de tiempo. Este tipo de préstamos están dirigidos a los usuarios que solicitan este producto en una de estas entidades por primera vez, para de esta forma conseguir captarlos como clientes de cara a futuras solicitudes. Por eso se considera que muchas veces estos préstamos sin intereses están dirigidos a los más jóvenes.

Como el propio nombre indica, este tipo de préstamos se caracterizan por no incluir intereses ni comisiones. De esta manera, el préstamo nos resulta prácticamente gratuito, a diferencia de los préstamos tradicionales, que sí exigen el pago de costes adicionales. Y aunque los préstamos sin intereses también se formulan a través de un contrato previo y se rigen por la obligación de cumplir con la amortización del préstamo dentro de un plazo de tiempo establecido, aquí podremos realizar nuestra solicitud de forma totalmente o casi totalmente online, lo que agiliza enormemente el procedimiento y nos permite obtener la cantidad solicitada en cuestión de horas.

No obstante, también existen ciertas limitaciones a la hora de recurrir a los préstamos sin intereses: una de ellas suele ser la cantidad de dinero que tendremos nuestra disposición, que será bastante baja en comparación con los préstamos tradicionales. Además, los plazos de devolución de este préstamo son bastante cortos, por lo que tendremos que asegurarnos que podemos cumplirlos para evitar penalizaciones y costes adicionales que pueden realmente encarecer nuestro préstamo.

Las ventajas principales de contratar un préstamo sin intereses ni comisiones son, como el propio nombre indica, el no tener que pagar ni intereses ni comisiones de apertura o estudio, entre otras. Así puedes obtener el importe que necesitas prácticamente de forma gratuita. Además, este tipo de productos financieros suelen poder contratarse totalmente online, con lo que el proceso de solicitud será muy rápido y sencillo, pudiendo obtener la cantidad de dinero que necesitas en poco tiempo. De esta manera te evitas el típico papeleo exigido por los bancos más tradicionales y las demoras vinculadas a estas tareas administrativas, ya que no será necesario que presentes ningún tipo de nómina o aval que demuestre una determinada solvencia económica.

Por otra parte, para solicitar este tipo de préstamos tampoco suele importar si te encuentras en algún listado de morosos, tipo ASNEF, por impagos pendientes. Si es el caso y no consigues que los bancos de siempre te concedan un préstamo por estar en esta situación, recurrir a estas entidades crediticias y a este tipo de préstamo puede ser la solución que necesitas.

No obstante, los préstamos sin intereses ni comisiones también tienen una serie de desventajas que debemos tener en cuenta antes de solicitar un producto financiero de este tipo. Lo más frecuente es que, a cambio de no pagar intereses por cumplir con las condiciones establecidas, sí tengas que pagar intereses muy elevados por no cumplirlas. Normalmente esto se refleja en los plazos de devolución: si no consigues hacer frente a los pagos de tus cuotas dentro del período de tiempo establecido, la entidad empezará a cobrarte intereses muy altos.

Nuestra recomendación es que prestes atención detenidamente a las condiciones de cada préstamo de este tipo, ya que aunque de entrada no cobren intereses, sí puede haber comisiones muy altas por no cumplir con los requisitos establecidos de antemano, como puede ser la demora en el pago, la cancelación por pago anticipado, o la modificación de las condiciones originales.

También puede que tengas la obligación de contratar servicios adicionales al solicitar tu préstamo sin intereses, como puede ser el caso de determinadas pólizas y seguros, o de otros productos con esa misma entidad bancaria, como tarjetas de crédito.

Características y coberturas de los préstamos personales sin intereses

Los préstamos personales sin intereses son un producto que por norma general tiene como finalidad el cubrir un gasto puntual y relativamente urgente, como puede ser la compra de un producto o servicio, el pago de una multa de tráfico, una pequeña reparación en el hogar o el hacer frente a una factura con la que no contábamos. Esto es así por las características generales que presentan este tipo de préstamos:

  • Un 0% de interés
  • Sin comisiones de apertura o estudio
  • Tramitación completamente online
  • Sin necesidad de papeleo
  • Obtención del dinero solicitado en pocas horas
  • Sin nómina ni aval
  • Sin importar estar en ASNEF

En caso de que necesites una cantidad más elevada de dinero o tu solicitud no sea urgente, puede que te interese mejor recurrir a otro tipo de préstamos personales aunque sea necesario pagar intereses. El no tener que pagar costes adicionales puede resultar muy tentador, pero debemos tener en cuenta que esto se dará siempre que cumplamos una serie de condiciones y que este tipo de préstamos sin intereses están diseñados para contextos determinados: si nuestra situación personal y económica es diferente, este producto puede traernos más desventajas que beneficios. Si te decantas por un préstamo personal sin intereses, aunque el procedimiento sea muy simple y no se necesite papeleo ni realizar tediosos trámites, por norma general debes contar con los mismos requisitos que cuando solicitas un minicrédito:

  • DNI o NIE que confirme que resides en España además de que tienes más de 18 años.
  • Extracto que confirme tu titularidad en una cuenta bancaria desde la cual se pueda evaluar tu solvencia económica.
  • Acreditar una fuente de ingresos: si no es una nómina, puede tratarse de una pensión, ayuda o prestación por desempleo.

¿Cómo saber si realmente son créditos con un 0% de interés?

Las condiciones de un préstamo personal pueden ser a veces confusas, llevándonos a la duda de si realmente estamos ante un crédito que nos ofrece un 0% de interés y 0 comisiones por la solicitud de este producto financiero.

Para saber si el crédito que queremos solicitar es gratuito, debemos fijarnos en que no solo el TIN (Tipo de Interés Nominal) sino también el TAE (Tasa Anual Equivalente) sean de un 0%. Si bien el TIN se centra en el tipo de interés, el TAE incluye también otras comisiones y gastos que pueden estar incluidos en las características de nuestro préstamo en letra pequeña y sin que nos demos cuenta.

De todas formas y aunque tanto el TIN como el TAE sean equivalentes a un 0% de entrada, es importante también tener en cuenta el resto de condiciones de este crédito para saber en qué casos sí tendremos que pagar algún tipo de coste adicional: comisiones por cambios en las condiciones iniciales del préstamo, incumplimiento de los plazos de amortización, o la cancelación del préstamo son algunos de los motivos por los que podemos acabar pagando costes bastante elevados por un préstamo que inicialmente carecía de intereses o comisiones.

Consejos para contratar un préstamo sin intereses

Contratar un préstamo sin intereses es posible, pero no deja de ser una práctica de riesgo. Como imaginarás, los préstamos de cualquier tipo no son nunca gratuitos: por norma general, las entidades que conceden este tipo de productos financieros siempre acaban ganando dinero con la devolución del préstamo gracias a los intereses. Es decir, si pides 10.000 euros al banco con unos intereses del 5%, le acabarás devolviendo 10.500 euros. Por eso, aunque contrates un préstamo sin intereses, la entidad bancaria te va a cobrar este préstamo por otro lado.

En el caso de estos préstamos sin intereses, por tanto, tendrás que prestar atención y tener muy claro cómo te van a cobrar. Lo normal es que los préstamos y créditos rápidos sin intereses se tengan que devolver en plazos de tiempo muy breves. Y por este motivo, es habitual que los clientes no puedan devolver el dinero dentro de este breve periodo de tiempo. Ahí es donde la entidad crediticia consigue su principal beneficio: si sobrepasas el plazo de pago de tu préstamo, sí empezarás a pagar intereses. Y te adelantamos que en este caso serán sí serán bastante altos.

Por eso, antes de contratar un préstamo rápido online sin intereses, te aconsejamos que te informes minuciosamente de sus condiciones y excepciones. Debes tener muy presente cuáles son las características de tu préstamo sin intereses para no empeorar tu situación financiera. De lo contrario, podrías acabar más endeudado de lo que esperabas al no poder hacer frente a las condiciones de pago establecidas.

Créditos sin intereses entre 300€ y 500€

Si necesitas un crédito sin intereses para hacer frente a un gasto puntual, en nuestro comparador encontrarás algunas de las mejores opciones. Para cantidades pequeñas de unos 300 o 500 euros tienes muchas entidades crediticias a las que recurrir.

Es el caso de Wannacash: esta entidad te ofrece préstamos rápidos desde el 0% de interés y con un plazo de devolución muy ampliado, de entre 61 días a 48 meses. El procedimiento de solicitud en esta compañía es totalmente online y puede realizarse a cualquier hora del día. En cuestión de minutos podrás tener la cantidad solicitada en tu cuenta bancaria, y sin necesidad de enviar documentación adicional.

Crédito Estrella es otra compañía que nos permite elegir la cantidad de nuestro préstamo sin intereses. Podrás optar a un crédito de entre 100 y 1000 euros, además de escoger un plazo de devolución de entre 61 a 90 días. El 87% de solicitudes en esta entidad son aprobadas en menos de 5 minutos y por lo general no importa si te encuentras en alguna lista de morosos para que te concedan el crédito solicitado.

Otra de las opciones que destacamos es Credimon, una entidad con más de 10 años de experiencia y que trabaja con más de 150 instituciones financieras en todo el mundo. El primer préstamo que solicites tendrá un 0% de interés, con plazos que van de los 91 días a los 60 meses máximo. Con tu solicitud recibirás hasta 11 ofertas inmediatas y diferentes para que aceptes la que más se ajusta a tus necesidades y situación personal. Y con toda la seguridad y privacidad que buscas a la hora de compartir tus datos personales y financieros.

Por último, AndaCrédito es otra alternativa con opciones similares a estas otras compañías financieras en lo que a ventajas se refiere. Cuentan con un sistema inteligente que te mostrará diferentes ofertas de préstamos personales personalizadas y preaprobadas en cuestión de minutos. Lo único que necesitas es ser mayor de 18 años, contar con un DNI, un teléfono y una cuenta bancaria a tu nombre. Tendrás hasta 1.500 euros casi de forma inmediata, ya que cuentan con un índice del 90% de aprobación.

Preguntas frecuentes sobre los préstamos sin intereses

. Algunas entidades financieras ofrecen préstamos de cantidades pequeñas sin ningún tipo de interés, siempre y cuando se cumplan con las condiciones y plazos de pago establecidos. Sin embargo, estos plazos de amortización acostumbran ser muy breves por lo que, si se sobrepasan, es cuando se empiezan a cobrar intereses o penalizaciones. 

Las únicas entidades que conceden préstamos sin intereses son las entidades crediticias, que normalmente están disponibles online como es el caso de los que encontrarás en nuestro comparador. Esto hace que su solicitud sea bastante rápida y sencilla, sin necesidad de intermediarios ni papeleos. En los bancos más tradicionales no encontrarás este tipo de créditos.

Los préstamos rápidos sin intereses suelen ser de cantidades de dinero muy pequeñas, que se sitúan entre los 50 y los 500 euros. Asimismo, los plazos de devolución también son cortos, de entre 5 y 30 días. De aquí el principal beneficio de las entidades financieras que emiten este tipo de préstamos: si no cumples con este corto plazo de devolución, tendrás que pagar intereses finalmente bastante elevados.

Sí y no. 

Una entidad crediticia puede ofrecerte un préstamo sin ningún tipo de interés. Si, por ejemplo, necesitas 100 euros, una entidad de este tipo te puede ofrecer esta cantidad sin intereses ni comisiones, a cambio de devolverla en un plazo de pocos días.

Sin embargo, el tipo de cliente que solicita estos préstamos no suele pagar el préstamo solicitado dentro del plazo establecido, puesto que son períodos de tiempo muy cortos. Una vez vence este plazo de amortización, se cobran penalizaciones e intereses, que acostumbran ser muy elevados.

Sí, se trata de una práctica muy común.

En este caso, el préstamo se realiza entre dos particulares, no con entidades crediticias. Un caso muy común de préstamos entre familiares sin intereses es el de los padres que prestan dinero a sus hijos, por ejemplo, para comprar un piso. Si tus padres quieren prestarte dinero para la entrada de tu piso (o cualquier otra persona, para cualquier otro fin) debes hacerlo por escrito y declararlo gratuitamente en Hacienda.

Lo único que debes hacer es elaborar un contrato de préstamo privado en el que especifiques todos los pormenores del préstamo: quién te presta el dinero, cuánto dinero te presta, cómo lo vas a devolver, en cuántas cuotas, con qué periodicidad… En definitiva, todo lo que creas que es relevante. A continuación, debes presentar este contrato, junto con una copia de tu DNI o NIF y el Modelo 600 cubierto.

Este procedimiento no tiene ningún coste y no tienes que declararlo en tu Declaración de la Renta. Simplemente es una manera de informar a la Agencia Tributaria de por qué se están produciendo estas transacciones de dinero y demostrar que no se trata de ningún tipo de actividad fraudulenta.