Tu comparador de tarjetas de prepago

Encuentra las mejores ofertas en tarjetas de prepago del mercado.

beemy tarjeta de credito

Por qué contratar una tarjeta prepago

calcular tarjeta credito

Pago seguro y cómodo

Una tarjeta prepago tiene la misma practicidad que otras tarjetas. Con ellas podrás realizar pagos seguros y rápidos, sin tener que llevar siempre dinero en efectivo.

ofertas tarjetas

Ofertas especiales

Muchos bancos bonifican a sus clientes por el uso de tarjetas. Puedes conseguir descuentos en tiendas, devoluciones de recibos y otras ventajosas condiciones características de las tarjetas.

contrata tarjeta

Pagos sin excesos

La gran ventaja de una tarjeta prepagada es que gastas exactamente lo que quieras gastar. Introduces el saldo que quieras y no podrás superar ese límite. Lo mejor para ahorrar.

Comparativa con las mejores ofertas en tarjetas prepago

 

Tarjeta Prepago RevolutBeyond Banking

  • Viaja sin comisiones ocultas en más de 150 divisas.
  • Mantente al tanto de tus gastos con presupuestos mensuales.
  • Envía y solicita dinero al instante en todo el mundo.

*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.

Con la tarjeta virtual Revolut tienes las siguientes ventajas:

  • Ahorra cuando gastas, redondeando cada pago y guardando el dinero de tus vueltas.
  • Solo tendrás una pequeña comisión del 0,5% en más de 150 divisas, sin fronteras financieras.
  • Podrás enviar y pedir dinero a tus amigos en Europa, Estados Unidos y Australia.


Tarjeta Prepago EVO Banco – Tarjeta de la Cuenta Inteligente

  • Todas las ventajas de la Cuenta Inteligente.
  • Sin comisión de apertura ni de mantenimiento.
  • Más de 16.000 cajeros donde retirar efectivo sin cargos.

*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.

Con la tarjeta de prepago de EVO Banco dispondrás de todas las ventajas que ofrece esta entidad bancaria de los clientes que tienen contratada la cuenta inteligente. Para la obtención de esta tarjeta, será necesario abrir una cuenta inteligente EVO, un trámite que se puede solucionar en tres minutos. Podrás elegir la forma de pago, bien a débito o crédito, y después elegir como pagar cada compra.


¿Cuál es la mejor tarjeta de prepago?

Tarjeta Prepago Bnext – Tu Cuenta sin Banco

  • Tarjeta totalmente gratis y sin costes ocultos.
  • Tarjeta virtual adicional con numeración diferente.
  • Transacciones seguras con 3D Secure y atención 24 horas.

Con la tarjeta prepago de Bnext tendrás las siguientes ventajas:

  • Hasta 3 retiradas de efectivo al mes gratis en todo el país.
  • Paga sin comisiones en cualquier divisa distinta hasta 2000€.
  • Ingresos gratuitos desde otras tarjetas

 

Bnext ofrece una tarjeta prepago gratuita que funciona como un monedero, pero con toda la seguridad y comodidad que necesitas. Solo tendrás que recargar la tarjeta en función de tus necesidades, para de esta forma no gastar de más y controlar tu presupuesto: si te quedas sin saldo, sencillamente no podrás utilizarla, pero tampoco tendrás que preocuparte por costes e intereses derivados de descubiertos en tu tarjeta.

Sin contratos de permanencia ni costes de mantenimiento o de alta. Tampoco tendrás que pagar comisiones por las operaciones más habituales. Todo controlado desde tu app en tu teléfono móvil, desde donde recibirás notificaciones con cada compra que hagas, podrás bloquearla o desbloquearla cuando lo necesites, o contactar a su equipo de atención al usuario disponible 24 horas.

¿Qué son las tarjetas bancarias de prepago?

Las tarjetas de prepago, también conocidas como tarjetas monedero o tarjetas recargables, están ganando en popularidad en nuestro país. Y no es de extrañar, ya que cuentan con muchas ventajas  frente a las tarjetas de débito tradicionales.

La característica principal de este tipo de tarjetas es que para poder usarlas es necesario recargarlas de forma previa y cada vez que hayamos consumido el saldo depositado en ellas. Al no ir vinculadas a una cuenta bancaria, son tarjetas muy seguras, puesto que en caso de robo o extravío, solo tendremos que lamentar la pérdida del saldo que hubiéramos recargado. De esta forma, las tarjetas prepago también son una solución muy práctica para las compras online o para dárselas a nuestros hijos menores de edad, ya que siempre tendremos un control total sobre el saldo disponible en ellas. Además, cuando no queramos usarla, podemos descargarnos el dinero que sobre de vuelta a nuestra cuenta bancaria hasta el siguiente uso.

En la actualidad, a la hora de solicitar una tarjeta prepago, podremos elegir entre una tarjeta física o una virtual, aunque la mayoría de compañías suelen ofrecer las dos modalidades de forma simultánea. Si disponemos de una tarjeta prepago física, podremos sacar dinero en cajeros automáticos por ejemplo, además de usarla para nuestras compras online.

¿Para qué se usan las tarjetas prepago?

El uso de las tarjetas prepago es muy variado, aunque parezca que se trata de una forma de pago limitada. Entre los principales usos de este tipo de tarjetas están el realizar compras online, en cuyo caso nos bastaría con contar con una tarjeta de prepago virtual que nos dé toda la seguridad que necesitamos frente a posibles fraudes informáticos. Este tipo de tarjetas muchas veces están vinculadas a un CVV dinámico de un solo uso que caduca a los pocos minutos. De esta forma no servirá el mismo código para compras posteriores. También pueden En este caso también podremos elegir entre una tarjeta anónima o una en la que consten nuestros datos como titular de la misma, para comprar por internet sin dejar apenas rastro.

También es frecuente solicitar este tipo de tarjetas para realizar pagos de forma segura durante nuestras vacaciones, cuando las probabilidades de sufrir un robo o extravío se incrementan. Otra finalidad muy común de estas tarjetas es controlar el gasto de nuestros hijos menores de edad, evitando así que derrochen en compras innecesarias pero también que se queden sin dinero en caso de emergencia. En ambos casos podemos optar por una tarjeta física que nos permita realizar pagos en tiendas también físicas, además de hacer retiradas de efectivo en cajeros hasta agotar el saldo introducido.

Las tarjetas prepago pueden ser también una buena forma de organizar nuestra contabilidad personal, ya que con este método estamos estableciendo unos límites de uso con cada recarga. Así podremos destinar el importe de esta tarjeta prepago a gastos de ocio sin correr el riesgo de pasarnos de nuestro presupuesto sin darnos cuenta. Y como también podremos revisar recargas y movimientos desde una sencilla página web o app móvil, tendremos un control total de nuestros gastos.

¿Se puede contratar una tarjeta prepago sin cambiar de banco?

Una de las principales ventajas de las tarjetas prepago es que en muchos casos podemos elegir no vincularla a ninguna cuenta bancaria, al contrario que sucede con las tarjetas de débito tradicionales. En este caso tampoco será necesario presentar nuestras nóminas o demostrar que contamos con ingresos regulares, ya que solo podremos disponer de la cantidad de dinero que hayamos recargado previamente. Por tanto, es perfectamente posible contratar una tarjeta aunque no tengamos nómina o incluso si nos encontramos en una lista de morosos tipo ASNEF, puesto que las entidades emisoras no revisan nuestro historial financiero a la hora de concedernos una tarjeta de prepago.

No obstante, a pesar de las ventajas que ofrecen las tarjetas recargables, el hecho de que no estén vinculadas a una cuenta bancaria también limita el uso que podamos darle frente a por ejemplo, las tarjetas de débito comunes. Así, una tarjeta de prepago no nos permite financiar compras para pagarlas a plazos ni sirve como garantía en ciertos negocios, como puede ser el alquiler de un automóvil. Tampoco podemos esperar promociones o descuentos por realizar pagos con este tipo de tarjetas, al contrario que sucede con las tarjetas de débito o crédito.

Contratar una tarjeta prepago: todo lo que deberías saber

Una tarjeta prepago es una buena alternativa a los pagos en efectivo. Aunque se trata de una modalidad de pago menos conocida que las tarjetas de crédito o las tarjetas de débito, la tarjeta prepagada también tiene muchas ventajas. Es especialmente útil cuando queremos controlar nuestros gastos. Dado que solo podemos extraer el dinero del saldo que ponemos en ella, no hay opción a excederse, como sí puede suceder con las tarjetas de crédito o débito.

Si estás pensando en contratar una tarjeta prepagada, usar un comparador de tarjetas es la mejor idea. De esta forma podrás hacerte una idea de cuáles son las condiciones generales del mercado, cuáles son los costes y qué ventajas tienen. De esta forma podrás dar con la tuya fácilmente, sin perderte entre los montones de ofertas que hay en el mercado financiero.

Nuestro consejo es que prestes atención a las posibles comisiones o intereses, así como a costes derivados de mantenimiento o uso de la misma. De esta forma sabrás cuál es la tarjeta prepago que más te conviene, además de confirmar que esta sea la solución que necesitas para tu caso particular.

Déjanos tu valoración:

Preguntas frecuentes sobre tarjetas prepago

Una tarjeta prepagada es una forma de pago alternativa al efectivo. Se caracteriza porque el dinero que extrae para realizar pagos proviene de las recargas que haga el titular. Es decir, la tarjeta de prepago debe recargarse con saldo y este saldo se consumirá a medida que vayamos haciendo pagos.

La diferencia principal entre una tarjeta de débito y una prepagada es que la tarjeta de débito extrae el dinero de una cuenta bancaria, a la cual está vinculada. Sin embargo, la prepagada tiene que ser recargada con dinero para que la podamos utilizar. 

Al no ir vinculadas a una cuenta bancaria, la principal desventaja de la tarjetas recargables de prepago es que no permiten el pago financiado en plazos ni son una garantía a la hora de alquilar ciertos productos o servicios. Ofrecen más control y más seguridad a la hora de pagar, pero la oferta de estas tarjetas es un tanto más limitada.

Un pequeño truco para conseguir una buena tarjeta de prepago es comparar entre varias ofertas. Todos los productos financieros de cada banco son distintos entre ellos. Por eso es importante comparar entre al menos 3 tarjetas. De esta forma te asegurarás de estar consiguiendo los mejores precios y las condiciones que mejor se adaptan a tus necesidades.

Usando un comparador de tarjetas prepago como el de nuestra página puedes ver todos los puntos clave de cada producto. Puedes analizar fácil y rápidamente los pros y los contras y decidir de forma sencilla cuál es la que te conviene más.