6 consejos para planificar el Camino de Santiago

6 consejos para planificar el Camino de Santiago
Por Rodrigo Antúnez -

Estás deseando hacer un viaje y te apetece el Camino de Santiago, pero aún no sabes cuándo, en qué época, cómo o con qué… Nosotros te echamos una mano dándote algunas claves para organizar el Camino de Santiago a tu medida.

Uno: Escoge un motivo propio para hacer el Camino de Santiago

Si ya sabes qué Camino de Santiago quieres hacer exactamente, te bastará con realizar una simple planificación para revisar rutas, días, etc. Pero si aún no sabes como quieres montarte tu propio Camino, sigue leyendo estos tips para ayudarte a organizar tu viaje.

Motivos para hacer el Camino de Santiago

Comenzamos con los motivos para hacer el Camino, que pueden ser múltiples y muy variados, pues cada peregrino es diferente, pero casi todos coinciden en algunos puntos.

Los caminantes que encontrarás en ruta han comenzado su peregrinación no solo por motivos religiosos o espirituales. Hay quien prefiere los motivos culturales o turísticos, y quien se lanza al asfalto pensando en la ruta gastronómica que va a recorrer, con paradas bien precisas y platos típicos específicos, y hay quien tiene motivos de superación o deportivos para recorrer los cientos de kilómetros que restan hasta Santiago.

planificar camino

A veces incluso no hay más motivo que querer viajar con los tuyos, tu familia, tus amigos, tus compañeros o tu mascota, y disfrutar juntos de una ruta inigualable y completamente inolvidable. Escoge tu motivo para viajar solo o acompañado, en bici, a caballo, a pie… y lánzate a la aventura peregrina.

Dos: Escoge una ruta para hacer el Camino de Santiago

El Camino de Santiago es uno y a la vez son muchos. Existen distintas rutas para llegar a Santiago desde distintos puntos de la Península e incluso de allende los mares, y todas son semejantes y a la vez diferentes.

No es fácil saber qué ruta escoger para hacer el Camino de Santiago, pues todas tienen sus ventajas e inconvenientes, pero a continuación te presentamos diferentes alternativas para que puedas seleccionar la mejor ruta del Camino de Santiago para ti.

Pero antes de entrar en materia recuerda que, si tu sueño es conseguir la Compostela, la certificación oficial de haber realizado el Camino a tu llegada a Santiago, basta con que hagas apenas 100 km a pie de cualquier ruta de las siguientes, 200 si vas en bici o a caballo.

Camino Francés

Si escoges el Camino Francés estarás escogiendo la ruta más famosa, la favorita de miles de peregrinos y, por lo tanto, también la más masificada si decides recorrerla en meses de verano o en temporadas festivas. También es uno de los Caminos con mejor oferta de alojamientos y establecimientos de hostelería, y con una belleza paisajística encantadora y grandes joyas del patrimonio cultural peninsular.

Sin embargo, es una de las rutas más largas, con sus 764 km de distancia, que podrás recorrer por completo si caminas durante 33 días.

MÁS INFO SOBRE EL CAMINO FRANCÉS

 

Camino Portugués

El Camino Portugués te permite conocer de lleno dos culturas hermanas, la portuguesa y la gallega, pasando por ciudades Patrimonio de la Humanidad, como Oporto o Coímbra. Además, si decides hacer solo el tramo de esta ruta que discurre íntegramente por tierras gallegas, partiendo de la localidad pontevedresa de Tui, podrás recorrer los 100 km necesarios para obtener la Compostela a tu llegada a la catedral.

El Camino Portugués tiene dos recorridos diferentes, uno de ellos, el Camino Portugués por la Costa te llevará a conocer las Rías Baixas.

MÁS INFO SOBRE EL CAMINO PORTUGUÉS

 

Camino del Norte

El Camino del Norte recorre por completo el norte de España, uniendo Irún con Santiago de Compostela en una senda de 824 km, durante 34 días a pie (18 días en bici). Para los amantes de la gastronomía norteña este camino es una joya, pero también lo es por los parajes montañosos de Asturias, o por las hermosas localidades costeras que se recorren.

MÁS INFO SOBRE EL CAMINO DEL NORTE

 

Camino Primitivo

El Camino Primitivo une Asturias y Galicia, recorriendo la primera ruta del Camino de Santiago. Durante 14 días (o los días que desees, si quieres hacer solo algún tramo), podrás conocer los orígenes de la peregrinación jacobea en una ruta no tan masificada como la francesa, pero con igual disponibilidad de alojamientos y locales de restauración, hermosos parajes y joyas del patrimonio cultural norteño.

MÁS INFO SOBRE EL CAMINO PRIMITIVO

 

Camino Inglés

El Camino Inglés discurre íntegramente en Galicia, y podrás escoger si quieres partir de la ciudad de A Coruña o Ferrol. Es un camino nada masificado y no demasiado exigente, sin embargo, solo existen cinco albergues públicos en toda la ruta. Por otro lado, la oferta de alojamiento privado es muy amplia.

MÁS INFO SOBRE EL CAMINO INGLÉS

 

Vía de la Plata

La Vía de la Plata es uno de los Caminos de Santiago más cargados de historia, pero también el Camino más largo, con sus 960 km. Como sabes, si te decides por esta milenaria ruta que une, de sur a norte, la Península Ibérica partiendo de Sevilla, podrás dividirla en los tramos que quieras, y hacer justo los kilómetros que decidas.

MÁS INFO SOBRE LA VÍA DE LA PLATA

 

Camino de Santiago desde Sarria

El Camino de Santiago desde Sarria es la ruta más corta y más fácil del Camino de Santiago. Puedes hacerla en apenas 5 días, a ritmo tranquilo. Transcurre íntegramente en Galicia, y tiene los kilómetros justos y alguno más (111 km) para obtener la esperada Compostela.

MÁS INFO SOBRE EL CAMINO DESDE SARRIA

 

Tres: Piensa cuántos días tienes libres y cuántos kilómetros quieres o puedes andar cada día

Tendrás que valorar cuántos kilómetros quieres caminar cada día y, en función de estos, sabrás cuántos días vas a tardar en hacer el Camino de Santiago. Con esta información no solo podrás decidir qué Camino de Santiago escoger, sino también donde dormir y qué localidades visitar.

Por regla general, los peregrinos suelen caminar unos 20 km al día, a un ritmo relajado, para poder realizar unos 100 km en una media de 5 días. Sin embargo, como verás al consultar información completa sobre el Camino de Santiago, las rutas más largas están divididas también en etapas más cortas, de unos 14 km de media, intercaladas con etapas más largas, para que podamos recuperar fuerzas mientras caminamos.

Si vas a caballo o en bici, los tiempos serán otros. Podrás consultarlos al planificar viaje por el Camino de Santiago.

mejor época hacer camino de santiago

Cuatro: Piensa cuándo quieres comenzar tu aventura peregrina

Es una de las dudas más comunes al comenzar a planificar un viaje por la ruta jacobea: ¿cuándo hacer el Camino de Santiago?

Y la respuesta se obtiene pensando en tu situación personal -cuándo tendrás vacaciones o días libres, por ejemplo-, pero también en las características de cada Camino. Hay rutas ideales para hacer en otoño e invierno, como las rutas más masificadas, pues en temporada baja encontraremos menos peregrinos y no tendremos que disputarnos un sitio cada noche en cada albergue. Pero, por otro lado, el tiempo atmosférico en esta época será más imprevisible que en verano.

Y en temporada alta, en primavera y verano, no es tan probable encontrar un camino embarrado, pero si muchas otras personas en la ruta cada día. Si buscas compañía, hacer amigos y conocer a mucha gente de nacionalidades distintas, esta época es ideal. Si buscas, por el contrario, paz y tranquilidad, el otoño y el invierno son periodos ideales para ti.

Entonces ¿cuándo es la mejor época para hacer el Camino de Santiago? Pues si no quieres masificación, pero si viajar acompañado/a algunos tramos, quieres tener sitio en los albergues y no quieres caminar bajo un sol abrasador o tocado por las inclemencias del frío y la nieve, la mejor época del año para peregrinar son los meses de primavera y otoño.

camino de santiago donde dormir

Cinco: Piensa dónde querrás dormir cada noche: albergue, hotel… ¿casa rural?

Todo dependerá de dónde quieras alojarte y de tu bolsillo. Durante todo el recorrido, escojas el Camino que escojas, encontrarás albergues públicos -gestionados por la Iglesia- y albergues privados. En todos tendrás que compartir baño y habitación con otros peregrinos, además de compartir espacios comunes.

Pero la oferta no acaba aquí. También encontrarás una amplia variedad de alojamiento privado sin tener que desviarte de la ruta. En muchas localidades encontrarás pensiones, hostales y hoteles, hasta Paradores de Turismo. Y en las zonas rurales también casas rurales y pazos. Todo dependerá del tipo de alojamiento que busques. Cuando planifiques tu ruta -Camino, kilómetros diarios, etc., reserva también el alojamiento, sobre todo en temporada alta.

mochila camino de santiago
Imágenes del Camino / Fuente: Pixabay

Seis: Haz una mochila con todo lo necesario para el Camino: ni un artículo de más, ni un artículo de menos

La mochila será tu compañera fiel durante kilómetros, pero, aunque el primer día te parezca pan comido caminar con ella adherida a tu espalda, conforme se sucedan las noches y los días se irá haciendo más y más pesada.

Para evitar un cansancio extra que no estaba planeado sigue leyendo sobre qué llevar en la mochila para hacer el Camino de Santiago.

  • Antes de nada, la propia mochila debe anatómica, con correas almohadilladas y sujeción extra en el pecho y las caderas. Con una capacidad de 30-40 litros será suficiente para todo el Camino.
  • En los pies, botas cómodas o zapatillas de trekking que ya hayas usado más de una vez. No se te ocurra estrenar en el Camino, pues te saldrán ampollas, rozaduras y otras heridas que convertirán cualquier paseo en un pequeño infierno. Lleva también un par de chanclas para las duchas o la playa.
  • Tres juegos de ropa: en verano es suficiente con un pantalón largo y uno corto, y en invierno tendrás que llevas ropa adecuada al frío y ropa de travesía. Con tres o cuatro mudas de ropa interior también será suficiente, pues podremos lavarlas y tenderlas en los albergues. También es necesario llevar ropa con elementos reflectantes o prendas como chalecos o brazaletes para no pasar desapercibidos en el Caminho cuando haya baja visibilidad.
  • Productos de higiene personal, así como un pequeño botiquín con apósitos, crema solar y aftersun.
  • Linterna, navaja suiza u otra, y cantimplora.
  • Saco de dormir y toalla.
  • Documento de identidad, tarjeta sanitaria y la credencial del peregrino.

Con estos consejos para organizar el Camino y toda la ilusión y las ganas, podrás planificar un viaje inolvidable y descubrir, paso a paso, la historia, el patrimonio, la espiritualidad y toda la magia de la ruta hacia Santiago de Compostela. La catedral y es apóstol te esperan… ¡Buen Camino!

[Total:2    Promedio:5/5]

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar el servicio y analizar de forma estadística el uso de nuestra web con la finalidad de mejorar su experiencia de navegación. Para más información consulte la política de cookies, si continúa navegando entendemos que acepta su uso.

ACEPTAR
Aviso de cookies