¿Son rentables los seguros para mascotas? Te contamos cuánto ahorras en veterinario

¿Son rentables los seguros para mascotas? Te contamos cuánto ahorras en veterinario
Por Rodrigo Antúnez -

Nuestros animales de compañía también podrían sufrir un percance o desarrollar una enfermedad, pero al contrario que nosotros, no disponen de un sistema sanitario universal que los proteja, por eso debemos acudir a veterinarios privados y abonar los muchas veces dispares importes.

Además, si la enfermedad necesita un tratamiento prolongado o alguna operación, estas facturas podrían hacerse casi inasequibles para cualquier familia. Pues para cubrir estas y otras situaciones existen los seguros para mascotas.

Nuestro perro o gato, nuestro loro, periquito… es un miembro más de nuestra familia, al que debemos cuidar y proteger. Contratar un seguro específico para su cuidado es, además de un acto de cariño hacia nuestro animal, un acto de responsabilidad y concienciación, pues no solo estaremos protegiendo a nuestro pequeño amigo, sino que estaremos protegiendo a terceras personas de situaciones que no podamos controlar, como por ejemplo si nuestro animal se escapa y causa el caos y el desorden en nuestra comunidad de vecinos, o sale a la calle sin compañía, con el peligro que esto conlleva también para él.

Motivos para contratar un seguro de mascotas

Actualmente, en España viven más de 20 millones de animales de compañía, según datos registrados por el colectivo de veterinarios, y los seguros de mascotas siguen creciendo, tal vez porque existe mayor conciencia de la necesidad de proteger a nuestros animales.

Y en ocasiones, contratar un seguro de mascotas no es una opción, sino una obligación. Así sucede con los perros denominados potencialmente peligrosos (PPP), que requieren de un seguro mínimo de responsabilidad civil por ley, o todos los perros registrados en las Comunidades de Madrid o el País Vasco, que también deben estar asegurados con, al menos, una póliza de cobertura mínima.

seguro mascotas

Los motivos para asegurar a nuestro animal de compañía pueden ser múltiples, pero fundamentalmente pueden destacarse dos: mantener protegida a nuestra mascota ante cualquier situación imprevisible -accidente o enfermedad-, y cubrir los posibles daños que puedan causar a terceros. Y, por supuesto, ahorrar con todo lo anterior.

Qué coberturas ofrecen los seguros de mascotas y qué ahorro suponen

Existen muchos tipos de coberturas en un seguro para mascotas, desde la más básica que es la que cubre daños ocasionados a terceros – la cobertura de Responsabilidad Civil-, hasta las que cubren daños propios del animal, es decir, accidentes, las facturas del veterinario por revisiones o vacunas, la necesidad de asistencia puntual o urgencias veterinarias, etc.

Veamos qué coberturas ofrecen los seguros para nuestro animal de compañía, fijándonos cómo podemos ahorrar con cada una de ellas, mientras mantenemos a nuestra mascota protegida:

Cobertura básica de responsabilidad civil: Da cobertura completa a los posibles daños físicos o materiales que nuestra mascota pueda causarle a terceras personas. Si, por ejemplo, nuestro gato se escapa y provoca una escabechina en la cocina de un restaurante vecino, esta cobertura se hará cargo de todo, hasta un límite pautado por la compañía aseguradora que, por regla general, estará en los 150.000 euros.

Cobertura de asistencia veterinaria: Esta es la cobertura en la que más vamos a ahorrar a medio plazo. Los seguros de mascotas que incluyan la cobertura veterinaria permiten que el dueño del animal no tenga que sufragar los gastos veterinarios, sean del tipo de sean.

Porque si tienes un animal en casa, sabrás que las facturas veterinarias suelen engordar bastante, y que muchas veces nos ofrecen presupuestos muy aleatorios y que difieren enormemente entre una clínica y otra. Además, por regla general podrás acudir a cualquier veterinario que desees, así que si tienes un profesional de confianza, que se lleva genial con tu animal y que sabe exactamente lo que le ocurre en cada momento, podrás seguir siendo fiel a su consulta sin ningún problema.

Por otro lado, algunas aseguradoras que cuentan con clínicas veterinarias asociadas te permitirán asistir a consulta sin tener que adelantar el importe. Además, algunas compañías de seguros incluyen prestaciones como la estancia en residencia, el cuidado del animal cuando a ti no te sea posible debido a una hospitalización, o el sacrificio por muerte por accidente, y todas las coberturas relacionadas con el deceso de tu mascota.

Sin embargo, los seguros de mascotas con cobertura veterinaria no suelen cubrir las vacunas, sino aquellas circunstancias imprevisibles, como un accidente o un siniestro como un atropello, caídas, peleas con otros animales e incluso la ingestión de cuerpos extraños, bastante común entre los perros jóvenes y juguetones.

Otras coberturas adicionales muy necesarias pueden ser la cobertura de asistencia legal; la cobertura en caso de pérdida o extravío del animal; los servicios de guardería; la asistencia telefónica continuada; la segunda opinión veterinaria; y, por supuesto, el entierro e incineración de la mascota que, además de permitirnos ahorrar considerablemente, resuelve una situación que en circunstancias normales no es fácil de solventar, como es el tener que despedirse de un ser querido.

Para resumir, con un seguro de mascota es posible conseguir un ahorro en gastos de veterinario y en posibles indemnizaciones en caso de que el animal genere algún conflicto, además de producir un ahorro en preocupaciones.

Lo que cuesta un seguro de mascotas

Además del ahorro, hablemos de gastos. El precio del seguro de mascotas variará no solo en función del tipo de mascota o su edad y peso, sino también de las coberturas que hayamos elegido. Además, podremos encontrar seguros veterinarios muy específicos y, además de seguros para perros y gatos, un amplio abanico de seguros para animales exóticos.

Podemos asegurar a nuestro perro o gato, por tomar un ejemplo común, con un seguro de responsabilidad civil por menos de 25 euros al año, y estaremos asegurando una cobertura completa de posibles daños materiales o personales a terceras personas. Por algo más tendremos un seguro más que completo, con cobertura de accidentes o extravío, y siempre por menos de lo que cuesta una sola factura anual del veterinario.

Si tenemos un perro de raza señalada como potencialmente peligrosa -orientado a las razas señaladas como tal por cada Comunidad Autónoma- podemos encontrar un seguro completo por menos de 90 euros al año, con indemnizaciones por siniestro de hasta 150 mil euros.

También existen seguros específicos para perros de guardia y vigilancia, que rondan los 95 euros al año.

Por otro lado, algunas compañías aseguradoras ofrecen las coberturas básicas de un seguro para animales de compañía, es decir, la Responsabilidad Civil, dentro del seguro de hogar. Para quien desee un seguro completo, puede ser una oferta demasiado básica, pero es suficiente para los dueños que deseen asegurar a su animal solo con una cobertura de daños a terceros.

Pero si lo que buscas es proteger a tu mascota al máximo, ante cualquier eventualidad, es mejor optar por un seguro de mascotas completo, que te asegurará protección ante cualquier situación. Con una pequeña comparativa encontrarás un seguro ideal para tu mascota en apenas unos segundos.

COMPARAR SEGUROS DE MASCOTAS

[Total:1    Promedio:5/5]

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar el servicio y analizar de forma estadística el uso de nuestra web con la finalidad de mejorar su experiencia de navegación. Para más información consulte la política de cookies, si continúa navegando entendemos que acepta su uso.

ACEPTAR
Aviso de cookies