¿Para qué sirve un seguro de vida?

¿Para qué sirve un seguro de vida?
Por Mario Cabrera -

Además de suponer una garantía para la familia en caso de sufrir una circunstancia trágica, te explicamos al detalle para qué sirve un seguro de vida en múltiples aspectos.

Cualquier mayor de edad puede contratar un seguro de vida, si bien habrá que atender a las circunstancias personales para saber hasta qué punto resulta necesario. Por lo general, el perfil medio del tomador de una póliza de estas características es el de una persona que tiene cargas familiares y personas dependientes de su sustento económico.

La razón principal por la que se contrata un seguro de vida es para proporcionar ingresos a aquellas personas que dependen del tomador, en caso de que este fallezca. De este modo, se puede hacer frente a los compromisos económicos que haya dejado en vida, sirviendo de sustituto como fuente de recursos financieros.

contratar seguro vida

Modalidades de seguros de vida

Existen distintas modalidades de seguros de vida, sobre todo dependiendo de las coberturas que incluyan. Las compañías elaboran distintas ofertas para adaptarse a las necesidades de todos sus clientes, y ser capaces de contar con un catálogo lo suficientemente flexible para cada caso.

Entre las opciones más habituales, podemos citar dos tipos de seguros de vida: los que están enfocados para afrontar el fallecimiento del tomador (seguro de vida riesgo), o los que están orientados para que el tomador recupere su inversión (seguro de vida ahorro).

Seguro de vida Riesgo

Esta póliza está pensada para que el beneficiario de la póliza reciba cobertura económica en caso de que fallezca el tomador del seguro. De este modo, si se produce el fallecimiento, el beneficiario recibirá el capital que se haya establecido a la hora de firmar el seguro.

Seguro de vida Ahorro

Este tipo de seguro tiene una finalidad distinta a la de vida riesgo, ya que el tomador del seguro suele ser el mismo beneficiario. El objetivo de este producto es el de invertir en un producto de ahorro con riesgo reducido para contar con un complemento a las rentas de jubilación. Sin embargo, puede llegar a tener otras funciones y no solo la de obtener rentabilidad.

Finalidades de un seguro de vida

Un seguro de vida puede ser contratado pensando en ayudar a los nuestros en caso de que produzca nuestro fallecimiento inesperadamente o necesitemos cobertura en una situación particular. A continuación repasaremos cuáles son las coberturas más habituales.

Para contratar una hipoteca

Por ley, no existe ninguna obligación explícita de contratar un seguro de vida para acceder a una hipoteca. Sin embargo, se trata de una práctica muy habitual y una exigencia que plantean muchos bancos para acceder a sus préstamos hipotecarios. Se trata de una condición que en muchas ocasiones genera beneficios al cliente, ya que al disponer de un seguro de vida, el banco ofrece mayores ventajas en su concesión hipotecaria.

Para ofrecer sustento económico

El objetivo primordial al contratar un seguro de vida es el de garantizar unos ingresos económicos al beneficiario en caso de que fallezca el tomador del seguro. La persona que contrata el seguro tiene muy probablemente a su cargo a personas que por un motivo u otro no generan ingresos en la familia. Con una póliza de este tipo se garantiza la posibilidad de que puedan tener un sustento en caso de que se produzca esta situación extrema.

Para garantizar los estudios de los hijos

Entre los compromisos económicos más habituales, además de los gastos derivados de la hipoteca, se encuentran las facturas procedentes de la educación. Si en el núcleo familiar se cuentan con hijos que van a formarse para conseguir un empleo, resultará necesario garantizar el pago de sus estudios académicos. Una póliza de vida permite tener la certeza que incluso en la situación más adversa, se puede asegurar el desarrollo formativo de los hijos.

Para tener cobertura económica en caso de invalidez

Algunos seguros de vida contempla la posibilidad de hacer frente a situaciones de invalidez del tomador del seguro. Si éste sufre una fatalidad y queda anulada su capacidad laboral y la posibilidad de continuar con sus labores habituales, este seguro permite hacer frente hasta a situaciones de invalidez permanente y absoluta por cualquier causa.

Para conseguir rentabilidad en los ahorros

Como comentábamos en el caso de los seguros de vida ahorro, esta modalidad permite que el tomador consiga un complemento económico para sumar a su renta de jubilación. De este modo, el seguro de vida se convierte en un producto financiero que funciona para conseguir rentabilidad en los ahorros.

COMPARAR SEGUROS DE VIDA

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar el servicio y analizar de forma estadística el uso de nuestra web con la finalidad de mejorar su experiencia de navegación. Para más información consulte la política de cookies, si continúa navegando entendemos que acepta su uso.

ACEPTAR
Aviso de cookies