¿En qué debo fijarme para comprar una bici eléctrica?

¿En qué debo fijarme para comprar una bici eléctrica?
Por Rodrigo Antúnez -

Te damos algunas claves para elegir la mejor bicicleta eléctrica para ti, en función del uso que quieras hacer de ella y te contamos si necesitas seguro obligatorio para circular.

Las bicis eléctricas, igual que los patinetes y otros vehículos eléctricos de movilidad personal, han llegado para quedarse. Cada vez vemos más ebikes no solo en las calles de las ciudades, sino también en ruta, incluso en carreteras montañosas.

La bicicleta eléctrica es una opción perfecta para hacer ejercicio o simplemente pasear, pero también como medio de transporte para ir cada día al trabajo. ¿Quieres comprarte una? Pues sigue leyendo, ya que hemos recogido algunas claves para elegir bicicleta eléctrica, comenzando por contarte cómo funcionan estas bicis.

Qué son y qué no son las bicis eléctricas

Las bicicletas eléctricas son bicicletas normales a las que se les ha añadido un motor y una batería, que puede ser extraíble o formar parte del cuadro de la bici. El motor no funciona si el ciclista no pedalea, es decir, simplemente proporciona asistencia. Si se frena o se deja de dar pedal, el motor se para.

Las bicicletas eléctricas deben estar homologadas por el Ministerio de Industria, según la norma UNE-EN 15194:2009. En el caso de que contasen con un acelerador como las motos, el cual les permitiese comenzar la marcha sin dar pedales, se considerarían ciclomotores.

También se considerarán ciclomotores si su motor supera los 250W y si la asistencia al pedaleo no se detiene cuando la bicicleta alcanza los 25 km/h.

Si incumple estos básicos, y se considera ciclomotor, necesitará estar registrado y matriculado, y, por supuesto, tener seguro en vigor para poder circular, además de un permiso específico.

Cómo funcionan las bicicletas eléctricas: la asistencia al pedaleo

Tendrás que pedalear

Si no lo sabías, ya lo sabes. Tendrás que darle al pedal para que el motor se ponga en marcha y comience a asistirte en tu pedaleo. Las bicis eléctricas cuentan con un sensor de movimiento que avisa al motor que, conectado a la batería, comienza a dar asistencia al pedaleo cuando el ciclista inicia la marcha.

Tipos de baterías de las bicicletas eléctricas

El tipo de batería es uno de los factores que nos pueden ayudar a inclinarnos por un modelo específico de bici eléctrica.

Para comenzar, tendremos que saber si queremos una bici con baterías extraíbles o con baterías integradas en el cuadro. Las primeras tienen una ventaja básica: podemos llevarlas con nosotros si, por ejemplo, debemos dejar la bici aparcada durante horas en la calle y queremos evitar que desaparezcan, o si guardamos la bici en el garaje, para evitar subir cientos de escaleras con ella, pero queremos recargar las baterías en casa. Por otro lado, las baterías integradas en el cuadro son estéticamente más resultonas, pues están disimuladas, pero harán que la bicicleta pese un poco más.

También te interesa conocer la autonomía y los ciclos de recarga que permite la batería, el tiempo de recarga medio y si tendrá un reemplazo fácil de encontrar en el futuro, es decir, si el fabricante de la bici u otro proveedor también venden baterías de reemplazo. Las baterías más eficientes suelen ser las fabricadas en ión litio, mientras que las de plomo son más económicas, pero también más pesadas.

La autonomía también dependerá del terreno que recorramos cada día, de cómo llevemos las ruedas y de su tamaño, del mantenimiento general de la bici y del peso del ciclista. Pero, por regla general, las bicis eléctricas más pequeñas tienen una autonomía de 35-40 km, y las grandes entre 50 y 60 km, aunque los modelos más completos llegan a los 75-100 km.

La posición del motor

La posición del motor también puede ayudarnos a escoger la mejor bicicleta eléctrica para nosotros. Este puede estar situado en el eje o en la rueda. Si está situado en el eje, el ciclista siente más el pedaleo habitual, por lo que es una opción indicada para quien desee hacer deporte con su bicicleta eléctrica, en montaña o en carretera. También es perfecta para ciudad, sobre todo para arrancar en los semáforos, pues al tener un sensor de movimiento en el propio eje, al tocar pedal la bici sale casi disparada, aunque esto depende de cómo regule la potencia cada fabricante.

Por otro lado, si el motor está en la rueda trasera (o delantera), será necesario comenzar a girar la rueda para que este comience a funcionar. Las ebikes de uso urbano suelen llevar el motor integrado en la rueda trasera, aunque algunos modelos llevan el motor en la rueda delantera, logrando así doble tracción con la trasera (accionada por el pedal) y esta, accionada por el sistema conectado a la batería.

Tipos de bicicletas eléctricas

En el mercado encontrarás bicicletas eléctricas de todo tipo: urbanas, bicicletas eléctricas de trekking e incluso MTB eléctricas o bicicletas de montaña eléctricas. También podrás encontrar bicis eléctricas plegables, con batería extraíble, fáciles de guardar incluso bajo una mesa de despacho.

Claves para elegir una bici eléctrica

Tipo de uso

Lo fundamental es pensar qué tipo de uso vas a hacer de tu nueva bicicleta y el tipo de ciclista que eres. No es difícil encontrar una bicicleta eléctrica barata, incluso de segunda mano, pero conviene seguir una serie de consejos para comprar una ebike acorde a tus necesidades y en función al uso que harás de ella, así como a otras variables como el espacio del que dispones para guardarla, dónde vas a cargar la batería, etc.

Si vas a usarla para ir de casa al trabajo cada día y dispones de poco espacio para guardarla, lo ideal para ti será una bici eléctrica plegable, con batería extraíble. Si, además, tienes poco tiempo para cargarla, será mejor optar por una ebike con ciclos de carga cortos.

Tipo de bicicleta eléctrica

Sin embargo, si vas a hacer deporte a tope, pero quieres contar con una pequeña ayuda cuando la necesites para los ascensos, podrás optar por una bici eléctrica de montaña o de trekking. Grandes marcas como Orbea fabrican este segundo tipo de bicicletas, que te permiten tener la asistencia al pedaleo cuando la necesites, cuya intensidad podrás regular desde el manillar cuando te quedes descolgado o cuando venga una subida casi insuperable.

Precio de la bicicleta eléctrica

El presupuesto del que dispongas también será clave para elegir un modelo de bicicleta eléctrica. Actualmente, las bicicletas eléctricas tienen unos precios más asequibles a nuestro bolsillo. Podrás encontrar una bici eléctrica completa por menos de 600 euros, aunque si lo que buscas es una auténtica máquina, las más completas tienen precios que van de los 2.000 a los 5.000 euros.

Qué normativa afecta a las bicicletas eléctricas

Las ebikes están afectadas por las mismas normas de circulación que el resto de las bicicletas, esto es, el uso del casco solo es obligatorio en vías interurbanas, no en vías urbanas (salvo para menores de 16 años); no se podrá circular por las aceras, salvo que las ordenanzas municipales indiquen lo contrario, sino por el carril bici o por la calzada.

Tampoco es necesaria una licencia o carné para conducir bicis eléctricas, pero sí es necesario conocer el código de circulación y respetarlo. La bicicleta debe llevar luz delantera y trasera de color rojo, siempre que circule en condiciones de luminosidad reducida o durante las horas nocturnas.

Por otro lado, las ebikes no tienen que pagar permiso de circulación de vehículos de tracción mecánica, ya que no se consideran un vehículo a motor.

¿Es obligatorio el seguro para bicis eléctricas?

De momento no es obligatorio tener un seguro para circular con una bici eléctrica. Sin embargo, la DGT prepara una nueva normativa específica para los vehículos de movilidad personal, como los patinetes eléctricos, que también podría afectar a estas bicicletas y que presumiblemente incluirá la obligatoriedad de registrar el vehículo y de contar con un seguro obligatorio para poder circular, es decir, con un seguro de responsabilidad civil.

Pero, aunque de momento no es necesario disponer de un seguro en vigor para circular con una bicicleta eléctrica (cuyo motor no supere los 25 km de velocidad en la asistencia, y la potencia no sea superior a 250 W), sí es muy necesario, sobre todo si hablamos de bicis eléctricas de gran calidad y elevado precio.

Tener un seguro de bici eléctrica te dará la posibilidad de disfrutar de ciertas garantías y coberturas que te darán la tranquilidad que necesitas ante cualquier imprevisto. Además de ofrecerte asistencia en viaje con tu bicicleta, te cubren ante cualquier riesgo, incluido el riesgo de hurto o robo de tu ebike, así como la responsabilidad civil ante terceros.

Si se te agota la batería en pleno viaje, y no lo habías previsto; si sufres una caída inesperada; si te roban la bicicleta que habías dejado aparcada solo un par de horas en la calle… Para todos estos supuestos existe un seguro de bicicleta eléctrica completo por menos de 32 € al año.

Montar en bicicleta todo el año tiene grandísimas ventajas, pero también tiene sus riesgos. Contar con un seguro de bici eléctrica te mantendrá protegido ante cualquier imprevisto. Podrás contratar solo aquellas coberturas que necesites, obteniendo protección completa pero también un gran ahorro.

COMPARAR SEGUROS BICICLETA

[Total:1    Promedio:5/5]

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar el servicio y analizar de forma estadística el uso de nuestra web con la finalidad de mejorar su experiencia de navegación. Para más información consulte la política de cookies, si continúa navegando entendemos que acepta su uso.

ACEPTAR
Aviso de cookies